Bienestar emocional: Inseguridad emocional, dudas, preocupación; cuando el “pensar demasiado” acaba desgastando nuestro bienestar emocional

26.09.2018

A lo largo del día multitud de pensamientos invaden nuestra mente; la mayoría de ellos aparecen y desaparecen de manera cíclica. Muchas veces pensamos demasiado y damos muchas vueltas a lo mismo sin acabar de solventar nada.

Cuando nos preocupamos nos da la sensación de que nos estamos ocupando del problema, de ahí que nos cueste tanto "dejar de pensar" en ello. Creemos que, si no pensamos, si no le damos vueltas al mismo tema, no nos estamos ocupando. ¿Es eso cierto? Rotundamente no. El pensar demasiado nos agota emocionalmente y además puede generar otros inconvenientes como dudar en exceso, sentir inseguridad, repercutir en nuestras relaciones sociales (familia, pareja, amigos, hijos, trabajo...) e incluso llegar a provocar ansiedad o tristeza.

Además, en la mayoría de las ocasiones nuestro pensamiento está cargado de lo que llamamos pensamientos negativos/sesgos cognitivos. Los sesgos cognitivos nos hacen cometer graves errores ya que llegamos a una conclusión de manera automática, sin razonar y generalmente con un matiz negativo hacia nosotros mismos. Por ejemplo: "Mi jefe hoy ha estado un poco distante conmigo... quizá no le gustó como actué ayer...", "Mi amiga me ha hecho este comentario porque cree que soy..." "todo me va mal... no soy capaz de afrontar lo que me propongo", "Como se va a fijar en mi si no tengo nada de especial...", "Ha mirado a este chico/a porque es mucho más atractivo/a que yo...".

Sabemos que existen distintos tipos de sesgos cognitivos; conocer cuales son los más frecuentes en uno mismo y saber como detectarlos es el primer paso para poder gestionarlos y minimizar nuestro pensamiento cíclico. Ello nos facilita tener una mayor seguridad con nosotros mismos, mayor autoestima y mejora nuestro bienestar emocional y relaciones con nuestro entorno.

En el próximo post revisaremos algunos de los sesgos cognitivos y expondremos alguna de las estrategias que utilizamos para gestionarlos.

"Puedo cerrar la puerta de casa y darle la espalda al firmamento, pero los pensamientos, generados por el oleaje de mis emociones, me asedian sin remedio"- Elsa Punset (2016)


Iris Tolosa Sola

Psicoestima't-

Psicología Granollers

Psicóloga (nº Col: 21572)